Historias de perdedores – El legado de la fotografía obrera – ELPAÍS.com

Historias de perdedores – El legado de la fotografía obrera – ELPAÍS.com.

La mayor parte de sus autores eran puros aficionados. Sus retratos cuentan la vida de los parados, de los vagabundos. Hablan de la miseria que se vive en el interior de las viviendas y cuentan su desesperación ante el hambre o el frío. El movimiento de la Fotografía Obrera describe la casi repugnante fealdad de la vida de toda una generación que entre 1926 y 1939 sufre los grandes vaivenes políticos en Europa y Estados Unidos. Las imágenes de las fotografías y documentales cuentan historias de perdedores y están hechas por perdedores. Por esto, este fundamental capítulo de la historia del arte no ha sido abordado en profundidad hasta el momento. Un seminario internacional ha reunido durante tres días en el Museo Reina Sofía a numerosos especialistas en el tema. Es un trabajo previo a la exposición Una luz dura. Sin compasión, que el museo dedicará al tema el próximo año. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA)

¿Qué tiene de documental la fotografía?

“¿Qué tiene de documental la fotografía?
Del fotoreportaje dirigido al fotoperiodismo digital”

por John Mraz
“En este artículo mi intención es analizar la fotografía documental y el fotoperiodismo, más que la fotografía que podríamos llamar abiertamente manipulada. La credibilidad documental se basa en la creencia de la no-intervención en el arte fotográfico, y su lenguaje se estructura dentro de “códigos de objetividad” que ocultan el efecto causado por la presencia del fotoperiodista (Schwartz 1992). En contraste, la fotografía explícitamente construida declara desde un principio que ha sido realizada por un creador de imágenes, y de esta manera se establece a sí misma, a la imagen fotográfica, como una realidad–aunque al mismo tiempo afirma que es ilusorio creer que una imagen fotográfica pueda mostrarnos el mundo real.”